Category

Workshops

MAKKO HO estiramiento de los meridianos

By | English, Spritual Retreats, Talleres Uruguay, Webinars, Workshops | No Comments

Estiramientos de los 12 meridianos para mantenernos salud, la flexibilidad física, mental y emocional.
En 15 minutos estimulas todas las funciones vitales con este video.


Cada uno de los ejercicios estimula la energía de un par de meridianos:

1) Pulmón – respiración, limites, vitalidad, estructura. 
Intestino Grueso– soltar, eliminar. 


2) Estómago y Bazo- nutrición (también a nivel emocional, intelectual y espiritual).

3) Corazón- interpretación e integración de las experiencias 
Intestino Delgado– asimilación, discernimiento 


4)Vejiga y Riñón– ímpetu, purificación 


5) Pericardio – circulación Triple Calentador – protección


6) Vesícula Biliar– toma de decisiones, digestión de las grasas
Hígado– almacenamiento, planificación, acción
.
.
#mequedoencasa #iorestoacasa

#makkoho

#stretch

#estiramiento

#meridiano#relax

Zen Shiatsu en el Pereira Rossell

Humanizar la Medicina en Uruguay

By | Blog, English, Spanish, Spritual Retreats, Talleres Uruguay, Uncategorized, Webinars, Workshops | No Comments

¿Sabías que en los últimos 4 meses llevamos hechas casi 600 sesiones individuales de ZEN SHIATSU en la maternidad del hospital de niños Pereira Rossell?

Siendo el más grande hospital público de niños del país, el Hospital de la Mujer recibe a la mayor cantidad de madres embarazadas y recién nacidos en situación de vulnerabilidad, por lo que la demanda del personal que allí trabaja es muy intensa. En la medicina, más allá del burnout (o síndrome de desgaste ocupacional) hay una nueva denominación: “compassion fatigue” (fatiga de la compasión) que describe al personal de la salud que pierde la sensibilidad en el trato con los pacientes. La incidencia de esta nueva sintomatología en el personal de la salud, todavía no ha sido medida formalmente en este hospital, pero el mismo personal siente los efectos, aunque no se lo llame aún de esa forma.

Cabe decir que el nacimiento de un bebé, es quizás el momento más delicado de la vida del niño y de la madre, por la extrema vulnerabilidad de ambos y por la posibilidad de complicaciones extremadamente traumáticas que pueden marcarlos para el resto de la vida. Si hay una etapa en la administración de servicios la salud, que requiera de la mayor sensibilidad posible, seguramente sea esta. Por eso nuestro interés en hacer las intervenciones aquí. En mis experiencias pasadas dando sesiones de Zen Shiatsu en hospitales de Nueva York con pacientes de cirugía de corazón abierto, las áreas de cuidados críticos es donde más cuenta lo que hacemos y donde más se necesita.

A partir de la invitación de la jefa de enfermería del departamento de Neonatología (Soledad Nuñez), diseñé un programa de intervención directa e inmediata, enfocada en “cuidar a los cuidadores” (algo de lo que se habla mucho pero que no siempre tiene una bajada concreta a la realidad).

Con un equipo de colegas, ex estudiantes de mi curso de formación profesional en Zen Shiatsu (una terapia corporal japonesa que usa presión con los dedos en diferentes puntos del cuerpo para restablecer el equilibrio energético), comenzamos en setiembre de 2019 a dar mini-sesiones de 20 minutos al personal de la salud de este departamento, DIRECTAMENTE EN SU LUGAR DE TRABAJO. Es decir, que los médicos, nurses, enfermeras, auxiliares, personal administrativo y de limpieza de todas las áreas de neonatología, (incluyendo CTI, Cuidados Intermedios, salas de nacer, etc.) , se toman unos minutos dentro de su turno para recibir una sesión de Zen Shiatsu, sentados en una silla.
Por más que están entre las incubadoras, monitores, areas de aislación, etc., se logra que en poco rato se relajen, enfoquen y vuelvan a su trabajo despejados y renovados.

Algunos han recibido sólo una sesión, pero otros vuelven cada semana a recibir la suya porque ven el beneficio no sólo en el momento, y en el trabajo, sino que venimos constatando que algunos han bajado el consumo de analgésicos drásticamente, se han librado de dolores crónicos, notan que han mejorado el ánimo, mejoran la calidad de su tiempo libre, sus vínculos personales en el hogar y vienen al trabajo con mucha mejor disponibilidad. Se ha constatado también que el ambiente de trabajo ha mejorado notablemente, ha aumentado la solidaridad y la cohesión de grupo en el departamento. La comunicación se ha vuelto más fluida y si bien se han suscitado conflictos dentro del departamento en casos puntuales, la resolución ha sido rápida y satisfactoria.
En las últimas Jornadas de Neonatología l director del departamento (Dr Daniel Borbonet), dedicó varios minutos de su presentación para hablar de nuestro proyecto y los efectos positivos que está teniendo en muchos niveles.


Con el apoyo de la Federación Europea de Shiatsu, estamos tratando de diseñar un estudio científico para medir estos efectos cualitativos y tener un registro formal de los cambios que todos venimos observando.

Este programa lo realizamos íntegramente de forma voluntaria como parte de la Fundación Canguro, que ha venido realizando una tarea extraordinaria durante las 24 horas, los 365 días del año, para dar nutrición emocional a los niños que no pueden recibirla de sus madres, por diferentes razones. Gracias a la iniciativa de su directora Pamela Moreira, las personas voluntarias de esa organización también reciben entrenamiento específico para mejorar la calidad del contacto con los bebés, con técnicas basadas en el Zen Shiatsu que apuntan al toque compasivo y empático.

Mi próxima meta es la formación de nuevos practicantes de Zen Shiatsu para ampliar los horarios que ofrecemos en el hospital y replicar esta experiencia en otras organizaciones públicas o privadas, de forma que al humanizar el entorno laboral, se multiplique la generación de cambios en la salud y la calidad de vida de las personas.

para más información:

info@diego-sanchez.com
+598 95278442



Yo me quedo

By | Blog, Spanish, Spritual Retreats, Talleres Uruguay, Webinars, Workshops | No Comments

Estamos tan apurados para completar la cantidad de tareas que hacemos por la supervivencia día a día, el cuidado de los demás, por cumplir nuestros objetivos (o cumplir con los objetivos de los demás), que nos acostumbramos a un ritmo que no tolera el “no hacer”. Ya sea porque me creo que lo que está por venir es mejor de lo que tengo, o que si no me muevo ya, algo malo va a pasar. Así que mejor salir corriendo hacia la próxima zanahoria que tenga delante, o para alejarme del palo que me va a pegar en cualquier instante, que tengo detrás. 

Hay un lugar en el medio que es el quedarse. “Yo me quedo.” “Yo me doy el permiso de quedarme“, son dos afirmaciones que abren muchas posibilidades al estilo de vida que llevamos. 

Hacé un pausa ahora: soltá lo que tengas entre manos, sentí tus pies en el piso, toma una respiración y decí para tí mismo: “Yo me quedo”.  

Fíjate qué sensaciones te aparecen en el cuerpo. qué imágenes o pensamientos te vienen al decirlo. Puede ser un alivio o puede llegar a ponerte muy incómodo.

“No puedo estar sin hacer nada”. “No puedo estar sin pensar, o no puedo estar quieto” son cualidades apreciadas por la sociedad enfocada en la producción y el consumo de bienes materiales. Y “el que se queda”, pierde. ¿Qué tan sostenible es esto?

La depresión es una de las formas de darse el permiso (obligado) de quedarse. El dolor de espalda que te deja “de cama” y una de las funciones que tienen varias enfermedades, a veces graves, es hacerte parar. El cuerpo es sabio y si sabe que tu carrera te está llevando al precipicio, te va a cansar, hacerte pesar las piernas, te va a agotar, quitarte la fuerza o a hacerte doler cada paso más que des en la dirección equivocada, como una forma más de hacerte sobrevivir, evitando el despeñadero hacia el que venías corriendo alegremente. 

Quedarse es la solución para muchos conflictos. En una disyuntiva que no puedo resolver, entre quedarme o irme de una relación, trabajo o situación de cualquier tipo, mi cerebro me puede dar la solución con un síntoma que me inmobiliza.

Y si tu inconsciente te hace quedarte, o no poder moverte pregúntate cuál es el beneficio oculto de no poder seguir adelante en ese momento, o salir del lugar fisico donde estás. Si podes hacerte consciente de lo que es, liberás a tu inconsciente de darte una solución biológica con un síntoma.

Hay un punto sano, una medida justa de quedarse. Podes no querer quedarte los suficiente o también quedarte demasiado. El equilibrio está en el medio. Quedarse demasiado es aferrarse a un lugar, un vínculo, o una situación y anularte cualquier posibilidad de acción, incluso bastante antes de tomarla. 

En realidad, la versión silvestre que veo más en mi consultorio, sin llegar a la patología, es la de no poder quedarse. Esta versión es silenciosa, no salta a la vista tanto porque está avalada por la sociedad y se nos alienta a “no quedarnos”.  Es perniciosa porque parecería que está bien no quedarse ni detenerse en nada, sin embargo genera mucho daño. 

Hay gente que piensa que la falta de arraigo es deseable y creo que es porque se confunde con la falta de apego a lo transitorio que profesan los budistas.  Ahí me parece que los occidentales entendemos mal esa expresión de espiritualidad, porque estar arraigado, es estar presente y entender la plenitud que ya tenemos, incluso sin hacer nada.

La otra cara es justificar la falta de acción, o el ser “neutro”, con el desapego y no comprometerse con nada, pero se olvidan que los budistas por ejemplo valoran el trabajo como una forma de estar presente en acción y que el Dalai Lama es un incansable activista político a nivel mundial, en la lucha por los derechos de su pueblo. 

La espiritualidad bien entendida, te da alivio, no liviandad. Te da aplomo y presencia para estar con calma, a pesar de las circunstancias. Para quedarte, campear el temporal y no reaccionar. Pero también para tener la base y la tracción que sostiene una acción decidida y contundente.  A diferencia del hámster en su rueda que no lo lleva a ningún lado, cultivar el quedarse quieto te da efectividad luego en la acción. 

Estar y hacer son el Yin para su Yang. Sin el invierno dormido y profundo que da la explosión de actividad de la primavera ninguna acción sería sostenible en el tiempo. Hacemos tanto ya! Hacerse amigo del estar e integrarlo en nuestro ritmo diario, da tantos frutos como el hacer. Basta acordarse de Arquímedes y su eureka! (en griego: “lo conseguí”, cuando encontró la fórmula para medir un volumen irregular) que surgió de un relajante momento en la bañera.-

The Uterus is like a second Heart.

Women’s Inner Axis

By | Blog, English, Spritual Retreats, Webinars, Workshops | No Comments

The Heart Uterus connection

According to Traditional Chinese Medicine, there is an inner axis that aligns the energy of the Heart with that of the Womb. It’s called the Bao Mai or the Heart-Uterus Meridian.

In my experience, it is from this axis or center, that women discover the true power of creative energy:

feeling what you love

and loving what you feel.

Between the energetic centers of chest (Heart) and the pelvis (Uterus or the prostate for men), there is another center responsible for human action. It’s called the Dan Tien and a lot of attention is paid to that point in martial arts, because when your movement comes from there, it’s quite difficult to stop you!

Materializing your objectives through decisive action comes from the belly (the Dan Tien), but when your action is aligned with love and you have a good feeling for what you are doing, or you “follow your gut,” the most likely result is that it will be aligned with your purpose and mission in life. I call this compassionate action, that has a more wholesome, integrated-with-life effect.

We could be talking about a project, a masterly performed task, an object, or having a child, which is the non plus ultra of materialization: where there was nothing, a new life appears.

.

.

For Women and Men

Over a period of more than 2 decades, I have observed many women carrying a disharmony at the Bao Mai that affected many aspects of their lives. Men are more accustomed to dissociate love and sensation in our culture, but for women it’s a lot harder to do without paying a price at an emotional level.

It’s usually involved in reproductive issues including some types of infertility, difficulty to conceive, sexual disorders, inability to connect with the child in pregnancy or after birth, abortions, depression, insensibility, insecurity, low self-esteem, anxiety, repressed creativity, lack of identity, inability to enjoy (in any sense), indecision, lack of purpose or direction in life and recurrent unhealthy choices, amongst other disharmonies. These imbalances can be passed down to the following generations if not looked at and resolved.

It’s from Ayurveda (the traditional medicine of India) that the Heart is energetically associated with love (Fourth Chakra). The pelvis is where the Uterus, prostate, sexual and reproductive organs are and is associated to sensation or feeling, for example pleasure or pain (Second Chakra).

.

Harmony between them assures a healthy balance between feeling love and loving what we feel.

Too much loving and no sensations to account for it (Platonic love, for example), or too much sensation without love (sexual addiction, for example), interrupts or distorts the flow.

According to how this interruption of energy flow between the Heart and Uterus manifests itself (not everybody does it in the same way) we can understand the specific qualities of the imbalance. That gives us the key to understand how to bring about the necessary changes for restoring it, in a short time.

.

.

Blood (in TCM blood is an organ and has many functions)also connects the Heart and the Uterus.To picture this, we can see the uterus as a little heart; a cavity made of thick muscle, where blood is received, contained and pumped out every 28 days, instead than in a heartbeat.

The good energetic quality of the Blood regulates the proper functioning of both organs. The nutritive function of Blood also contributes to the balance needed between the Heart and the Uterus, and it is vitally important. If the blood is too dense, the pumping takes more effort and slows down. If too liquid or runny, the heart needs to pump faster to move it around.

*When the uterus organ is physically missing because of hysterectomy, it is interesting to note that it’s energetic functions can be performed by other organs that restore the flow of energy in the Bao Mai meridian.

.

.

.

..

How do you discover if your Heart-Uterus meridian is balanced?

Make yourself comfortable and follow this visualization to assess what’s going on with your own Bao Mai connection. (If you are not “visual”, we’ll see later are other ways to do it)

.

THE HEART-UTERUS CONNECTION EXERCISE

.

Step 1- Feel the space of your chest and your Heart.

Step 2- Feel the space of your pelvis and Uterus/ Prostate

Step 3- Visualize a channel of light between the heart and the uterus. Notice in your picture how is that channel (thin, wide, straight, wavy, dense, light, etc.), what color, what texture, structure and any other quality that comes to mind.

Step 4- Imagine doing the journey from the heart to the womb and as well as paying attention to the image of how the route is, note the feeling or sensations that come up for you.

Step 5- Now visualize the journey from the uterus to the heart and also note the feeling or sensations that come up for you. Is it different than before? You may feel some differences between both journeys.

.

.

If they are more or less equal and sensations are pleasant, your Heart-Uterus meridian is balanced.

If not, let’s look at some options below:

.


CAUTION: If at this point you’re wondering if you felt or did not feel anything during the exercise, stop for a moment.
If you got to read everything carefully up to here, YOU ALREADY DID THE EXERCISE!

Perhaps you thought you wouldn’t have the time to do it now, or you were going to leave it for later, when you could close your eyes, be quiet and have a moment for yourself, but the chances are that if you leave it for later, you’ll not make it. Try it now! It only takes a short time and you don’t need to be in any special position or place.
If you did not feel anything, then that is exactly the information that your body is giving you. It’s fine to feel nothing.
Please consider that this is an exploration of subtle factors of your energy system that can reflect important things about how you are standing in the world and how you relate to life. In no way implies a judgment of something that is unchangeable, or that you need to “fix”. It helps you become aware of a state of things; this is the first step for any work you may want to undertake with yourself, but it does not necessarily mean there is a problem, much less a problem at the physical level of the organs.

.


INTERPRETATION OF THE FINDINGS

1- If it is more difficult to visualize in the direction of the Heart to the Uterus/ Prostate:

Many times we do not love what we feel; I can love another, but my senses are not activated in the encounter with the loved one, or maybe my feelings reveal or generate a conflict. My heart goes in one direction and my body in another. To judge if what I feel is right or wrong, whether it is beautiful or ugly, immoral, low, unworthy, etc., does not allow me to recognize my feelings as mine. It might mean that I don’t recognize or allow my anger, my sadness, my pleasure, my hope, my joy, my fear or my impulsiveness and I cannot integrate them. Compassion for oneself is a good way to neutralize that judgment and to change this dynamic.

2- If it is more difficult to visualize the direction from Uterus towards the Heart:

Sometimes we do not feel what we love; love is more expansive and subtle than sensations, and it is not always so clear what the Heart tells us. It is the case of the person who feels and enjoys at the level of bodily sensations but fails to rise to the vibration of love, or allow herself to be loved, or love another. What the gut tells us (Second Chakra), sometimes helps to anchor what the Heart tries to tell us and also helps us to integrate love in our feelings and our actions. Feel the love, act from the Heart or materialize the fruit of love in our actions and in our body.

.

.

In this dynamic, the Third Chakra located mid-way between the Heart and the Uterus, also plays a role because it is the great materializer. The demands of working life (where the masculine qualities of women are rewarded), some aspects of our education, the confusion between women and men’s roles, resistance to maturing, harmful messages from the images we see of women in advertising (sexual and body related), traumatic experiences, failures and disappointments of past love experiences are some of the reasons for the disconnection between loving and feeling. In fact, the list is endless, because each person has their own specific reasons.

Healing the relationship between the Heart and the Uterus create a communication channel that not only binds the parts together but it transforms itself into a sort of compass, antenna, or gyroscope that a woman can rely upon. It guides, maintains balance and gives direct, immediate and accurate information of all processes of the body-mind. It is a centralizer of a woman’s power in her inner axis. An axis that connects her also to Earth and to Heaven and from where her loving power can be extended to every action, thing, or state of self she aims to materialize.-

.

.

Should you need to further explore your findings about the Bao Mai, there’s more training available, as well as individualized guidance through a distance healing session with Diego Sanchez.

More information and bookings at info@diego-sanchez.com

.

.

.

* – Meridian is a channel that conducts energy flows (also called Chi, Qi, Prana, etc., according to different traditions). There are 12 Main Meridians which are called, for example; Stomach, Spleen, Kidney, etc., because somehow they are related to the organs but are capitalized to differentiate them from anatomical organs. In Asian traditions, organs have emotional, mental and spiritual functions, in addition to the physical functions we know in the West.

The Heart-Uterus Meridian is one of the 8 Extraordinary Meridians, apart from the main 12 and in Traditional Chinese Medicine, is known as Bao Mai.

.

** Zen Shiatsu is a Japanese bodywork therapy that uses finger pressure on the body surface to stimulate functions at the physical, emotional, mental and spiritual level. It is based on Traditional Chinese Medicine and its theory and practice was extended by Shizuto Masunaga in Japan in the 1970s and was known in the West in the 1980’s.

.

.

Diego Sanchez is an internationally recognized practitioner and instructor of Zen Shiatsu. Besides Zen Shiatsu and his Active Meditations system based on techniques from various traditions, he has helped thousands of people reconnect with their inner selves. He did Zen Shiatsu for open-heart surgery patients at the Integrative Program of Columbia University Hospital in New York City, supported rescue workers and military staff at Ground Zero during 9-11-2001, taught at schools and universities worldwide. He is the father of two daughters and lives in Uruguay where he gives workshops, retreats and individual healing sessions. More information at www.diego-sanchez.com.

En Busqueda de Sentido

By | English, Spanish, Spritual Retreats, Talleres Uruguay, Webinars, Workshops | No Comments

Apoyando a las nuevas generaciones

“Nuestro miedo más profundo no es que seamos inadecuados.
Nuestro miedo más profundo es que somos inmensamente poderosos.
Es nuestra luz, y no la oscuridad, lo que más nos asusta.
Nos preguntamos: ¿quién soy yo para ser brillante, precioso, talentoso, o fabuloso? En realidad, ¿quién eres tú para no serlo?
Eres hijo de Dios. Jugar a ser pequeño no sirve al mundo.
No hay nada iluminador en encogerte para que otras personas cerca de ti no se sientan inseguras.
Nacemos para hacer manifiesta la gloria del universo que está dentro de nosotros. Esto no está solamente en algunos: está en todos nosotros.
A medida que nos permitimos que nuestra luz se irradie, inconscientemente estamos permitiendo que otras personas hagan lo mismo.
Y al liberarnos de nuestro miedo, nuestra presencia automáticamente libera a los demás.” 

 

Estas palabras las escuché por primera vez en el discurso inaugural de Nelson Mandela, llegando a la presidencia de Sudafrica después de 25 años de prisión. Me impactaron profundamente y durante años las volvía a leer pensando que eran de su autoría. Luego supe que fueron extraídas de un libro de Marianne Williamson, una predicadora de las enseñanzas de Un Curso de Milagros. El libro se llama Regreso al Amor (Return to Love) y lo recomiendo como una de las guías más prácticas para sanar relaciones humanas y para crecer en ellas de una forma integrada con el Universo.

Las enseñanzas de Marianne Williamson han sido vitales para mis relaciones personales y las uso en mi práctica terapéutica con Shiatsu.

Permitirnos brillar, hace que “nuestra presencia automáticamente libere a los demás” por eso no dejo de compartir las cosas que me han ayudado en el camino.

El shiatsu por supuesto, que comparto diariamente en mi consultorio, las clases de crecimiento personal* y de vez en cuando alguna joyita más como lo escrito arriba y esta película que podrán ver gratuitamente el miércoles 26 de julio a las 19:30hs.

En Búsqueda de Sentido es un documental sobre las cosas que podemos hacer para generar cambios a nivel local con efecto global. Podes saber más sobre le film y anotarte para verlo gratuitamente en Montevideo en us7.campaign-archive2.com/?u=af1fa613a4fff4aa1bf82a1bb&id=4246c825ea.

Después de la proyección participaré en un pequeño coloquio con la audiencia.

* el 29 y 30 de julio es mi próxima clase del curso de desarrollo personal a través del shiatsu. Es la última oportunidad de unirse al grupo. diego-sanchez.com/event/zen-shiatsu-curso-de-formacion-profesional-en-uruguay/

Para dejar un mundo mejor para nuestros hijos, tenemos que empezar a mejorarnos nosotros mismos.
Aprovecha estas oportunidades!

Con mis mejores deseos,

Diego

Welcome!

Subscribe to our Newsletter / Regístrese a nuestro Boletín